Las escrituras son fundamentales, porque es la forma de comprobar la propiedad de ese bien, además garantiza la certeza y seguridad jurídica de que tu eres el propietario de esa casa o departamento.

La escrituración cobra especial importancia al momento de formalizar un proceso de compraventa.  En este caso, la actuación del notario es indispensable, porque debe corroborar que el inmueble pertenezca a la persona que dice ser el dueño.

La labor del notario es revisar los documentos de la propiedad y asesorar jurídicamente a las partes involucradas. En ese sentido, la escrituración es también una forma de evitar fraudes inmobiliarios.

Se recomienda que nunca firmes un contrato, tampoco des algún tipo de adelanto o te comprometas a hacer la compra sin contactar a un notario que confirme información básica de la propiedad en venta.

Artículo creado con información de vivaanuncios.com.mx.